10 razones para dejar de utilizar bidones:

1) La pureza se compromete al instante de quitar el sello protector

2) No hay frescura, pues el agua pudo estar embotellada hasta por 6 meses

3) No te ofrece variedad de temperaturas

4) Estas limitado a la cantidad que albergue el bidón

5) Al recibir el sol directamente el bidón libera BPA, el cuál es cancerígeno

6) Es de difícil manipulación y transporte

7) El dispensador requiere constante mantenimiento

8) Requiere bodegaje

9) Altamente contaminante no solo por su material, sino por la gasolina utilizada en su repartición